CAFÉS CON ALMA

Barry Randall es uno de esos cafeteros empedernidos a los que un mal café les duele en el alma. Decidido a impulsar una cultura cafetera de calidad en España se ha lanzado a abrir su propia microtostadora de “café de especialidad”, Randall Coffee. Y, ¿qué es eso del “café de especialidad”?, dirás tú. Con una sonrisa franca -y sin azúcar, como sus cafés- Barry te explicará que es, en pocas palabras, un café valorado como excepcional por catadores profesionales -siempre con más de 80 puntos sobre 100-, responsable con el medio, honesto y artesanal. En su puesto puedes comprar tu variedad favorita para llevártela a casa o regalarte un momentazo disfrutando allí mismo de una buena taza de café preparado al estilo de Barry, con leche fresca de vaca de los vecinos de La Cabezuela y mucho amor. Acompáñalo con un bizcocho casero de Gloria -también vecina del mercado- para redondear la experiencia y, si te animas, lánzate a probar su ‘Degustación de Origen’ y conoce las mil y un maneras de disfrutar de un café de verdad.

+ Visitar la web de Randall Coffee