SUPERVIVENCIA,
SUEÑOS, AMIGOS

Nuestro Mercado de Vallehermoso abrió sus puertas por primera vez en el año 1933. Cuentan las abuelas del barrio que aquél día, y los que siguieron, se formaron unas colas memorables en sus puestos y que reinaba el alboroto: “Manuela, póngame un kilo de la mejor merluza que tenga” “Pascual, ¿cómo vienen los tomates hoy? ¿y la fresa?” “Antonio, ¿a cuánto sale el kilo de jamón de Bellota?”, se escuchaba entre el griterío. Los inicios del Mercado de Vallehermoso fueron así, alborotados y gloriosos. Su fachada color carmesí presenció grandes hitos de la Historia española, como la guerra civil o la llegada de la democracia. Su historia, hasta los años 90, tuvo sombras, sí, pero no pudieron con las luces. Pero, un día, todo cambió. La llegada de los grandes supermercados, primero, y de la crisis, después, supuso el inicio de un larguísimo período de decadencia de más de 20 años para nuestro Mercado. Una época gris, en la que sus pasillos se vaciaron de vida, las deudas empezaron a ahogarnos y muchos de nuestros ‘placeros’ nos dejaron. Paradojas de la vida: el Mercado se moría de hambre. Por suerte, la historia tiene final feliz. Algunos ‘placeros’ se negaron a sucumbir a la desesperación y perisistieron: siguieron subiendo la persiana cada día, aunque muchos de ellos no encontraran ningún rostro sonriente al otro lado. Y como el hambre agudiza el ingenio, en torno al año 2015 estos veteranos valientes decidieron dejar entrar aire fresco al Mercado y abrieron las puertas de Vallehermoso a un puñado de jóvenes soñadores. Juntos, jóvenes y “veteranos” iniciaron una larga pelea por devolverle la vida a Vallehermoso: y vencieron. Hoy, los puestos del Mercado están ocupados al 100%, hemos saneado las cuentas del Mercado y hemos puesto en marcha varios proyectos ilusionantes, como nuestra nueva Galería de Productores, que nos han permitido volver a soñar. El viaje acaba de empezar: ¿te sumas a vivirlo con nosotros?


UNA COMUNIDAD
DE AMIGOS

En el Mercado de Vallehermoso todos sumamos. Por eso, hemos tejido un modelo de mercado abierto e inclusivo basado en la confianza y el cariño. Somos, ante todo, una comunidad de amigos intergenacional e intercultural. Jóvenes emprendedores y veteranos; locales y foráneos, hosteleros y comerciantes. Todos diferentes, todos unidos por una misma pasión: el Mercado del que, un día, nos enamoramos.

EL AMOR,
NUESTRA ÚNICA NORMA

A los ‘placeros’ del Mercado de Vallehermoso nos gusta crear espacios de confianza. Lugares (y no-lugares) abiertos en los que nuestros sueños tengan sitio para crecer creativamente. Somos abiertos por naturaleza, por eso, sólo tenemos una norma: el amor. El amor es el criterio bajo el que, juntos, elegimos a los puestos que van a formar parte de esta familia. Con amor subimos la persiana de nuestros negocios cada día y con el te damos la bienvenida a nuestro Mercado, que es tu casa.

COMUNIDAD GLOBAL,
CORAZÓN LOCAL

El Mercado de Vallehermoso abrió sus puertas en Madrid en el año 1933. Nacimos en un barrio castizo -Chambterí-, crecimos, reímos y lloramos con el. Somos un mercado de barrio y estamos orgullosos de ello. Nuestro corazón le pertenece a Madrid, de donde nuestros productores obtienen su producto (de cercanía y Km0). Nuestra mirada, sin embargo, es global. Bajo nuestro techo conviven propuestas gastronómicas culturalmente diversas (argentinas, japonesas, tailandesas…) que han ayudado a ampliar nuestros horizontes, a no perder el tren del mundo. ¿Te subes a recorrerlo con nosotros?

JUNTOS
COCINAMOS SUEÑOS

Productores, abastos y hosteleros. Todos convivimos en este ecosistema que es nuestro Mercado. Somos diferentes (de hecho, muy diferentes) pero compartimos un espacio en el que hemos sabido encontrar una identidad colectiva sin por ello perder nuestra esencia individual. Porque es en lo mixto, en lo desordenado y en lo espontáneo donde surge la magia, promovemos un modelo de Mercado contemporáneo, abierto y colaborativo (por ejemplo, comprando la materia prima para los puestos de hostelería en el propio Mercado) que favorezca el desarrollo económico, cultural y social sostenible en el que creemos. Solos no podemos, con amigos, sí.

HORARIO


De lunes a jueves
de 9:00 a 23:00

Viernes y sábados
de 9:00 a 24:00

Domingos
de 12:30 a 17:00