Existe un pequeño cubículo instalado desde el año 96 en el corazón del mercado, en el que se dedican en cuerpo y alma a eso que todos anhelamos: el tiempo. Dos metros cuadrados que dan forma al taller de relojería Time Bailón. ¿Su especialidad? Los relojes antiguos, pero en realidad los reparan todos, no tienen misterio para ellos ni hay reloj que se les resista, ya sea de pared, de muñeca o de cuco. Tienen una máquina especial de vacío y un montón de herramientas y cachivaches con los que hacen maravillas.

Horarios:

Lunes a viernes de 10 a 14 y de 17 a 20
Sábados de 10 a 15