DULCE, QUE TE QUIERO DULCE

Si no encuentras a tus hijos, no llames al guardia. Seguramente estarán ojipláticos delante de la Creperie (y tu hermana y tu cuñado, también). ¿Por qué? Por su tarta de chocolate de tres pisos de bizcocho y crema elaborados con un 70% de cacao venezolano. Un postre que curiosamente guarda un perfecto equilibrio de dulzor que te va a dejar bien a gusto después de comer por el mercado. Ojo, que hay cheescakes, pies, cupcakes, brownies, tartaletas -de nutella, dulce de leche o fresas y crema, entre otras- y crepes dulces o salados, pero siempre (siempre) 100% artesanales y de receta familiar, todo traído de su propio obrador para derretir bocas desde el mostrador. Además, si no toleras el gluten (y encima te molestan los precios desorbitados de la cocina sin) May y Carlo te ofrecen una línea gluten free que cuesta lo mismo que el resto de sus productos.

Horarios:

Martes y miércoles de 18 a 21
De jueves a sábados de 16 a 00:00 Domingos de 09 a 18