Cómo descongelar correctamente, manteniendo la cadena de frío

vallehermosoBlogLeave a Comment

Muchos habéis hecho la compra hasta el día del juicio final y, claro, ahora toca congelar para que no se estropee y haya que tirar comida. La congelación impide y reduce el crecimiento de bacterias, por eso es un grandísimo método para conservar muchos alimentos (eso sí, la temperatura tiene que estar por debajo de los -18ºC para que no haya pérdidas nutricionales en los productos).

El primer consejo que habría que seguir siempre es poner etiquetas a cada paquete, con el nombre de lo que has congelado, porque cuando lo metes siempre piensas que te acordarás luego, pero acabas descongelando pollo en lugar de pescado y cosas así 😉

Otra cosa a tener en cuenta es que no puedes congelar los alimentos forever and ever. ¿Qué significa esto? Pues que, por ejemplo, el pescado, los mariscos y las carnes puedes tenerlos congelados unos tres meses, mientras que el pollo o el pavo aguantan incluso un año. ¿Y las frutas y verduras? Pues parecido que la carne de cerdo o la de ternera, medio año, más o menos.

También puedes congelar alimentos cocinados: caldos, cremas, estofados… Pero siempre ten en cuenta que hay alimentos que no se congelan bien como el tomate natural, la patata natural o cocida, guisos, fritos, pasteles y algunas salsas con huevo. En general, las frutas y algunas verduras no se congelan bien en al natural y es mejor cocinarlas antes.

CONGELACIÓN SEGÚN EL TIPO DE ALIMENTO

  1. Huevos: Los puedes congelar, pero acuérdate de quitarla cáscara y ponerlos en un recipiente tapado con film transparente. Si no quitas la cáscara, explotará
  2. Carnes: Límpialas antes de congelarlas y quita todo el desecho (grasa, huesos, piel, plumas) y haz paquetes para las raciones que vayas a usar en diferentes recipientes
  3. Pescados: Lo mismo que la carne, bien limpios y bien envuelto (evitas olores y contaminación cruzada)
  4. Verduras: Límpialas muy bien y escáldalas antes de congelarlas, para eliminar bacterias

NO ROMPAS LA CADENA DE FRÍO

  • La famosa cadena de frío es algo muy a tener en cuenta. Esto quiere decir que, si piensas congelar un alimento, es mejor que no pase mucho tiempo fuera del frigorífico o del congelador
  • Así mismo, evita congelar y descongelar varias veces el mismo alimento. Si lo haces, te atienes a que pierda calidad y valores nutricionales y, sobre todo, que se produzcan bacterias en él

CÓMO DESCONGELAR CORRECTAMENTE LOS ALIMENTOS

Aquí volvemos a hablarte de la cadena de frío. Hay muchas maneras de descongelar, pero la mejor de todas y la más segura es sacar lo que quieras descongelar del congelador y ponerlo en el frigorífico y de ahí a la encimera.

En el frigorífico conviene dejarlo unas horas, para que vaya adaptando su temperatura. Acuérdate de poner un plato debajo, para que el agua no te manche toda la balda del frigorífico. Al cabo de un par de horas, puedes ponerlo fuera (con el plato, no te olvides) y esperar a que se descongele.

Hay quien descongela poniendo el alimento envasado en agua o, directamente, poniéndolo fuera del congelador a temperatura ambiente. Funcionan, pero son maneras poco recomendables, porque los alimentos sufren un cambio muy brusco de temperatura y pueden contaminarse e, incluso, estropearse. Esto es así para todos los alimentos, excepto para el pan, que se puede descongelar a temperatura ambiente o, directamente, en el tostador. Eso sí, no guardes el pan congelado más de un mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *